Extracciones

Extracciones

Cuando un diente no puede ser reparado…

Debe ser eliminado. Su dentista puede recomendar la extracción de un diente si:

  • El diente tambi?n esta dañado por una fractura o cavidad profunda para reparar.
  • Usted tiene una infección considerable que no puede resolverse mediante una endodoncia.
  • Usted tiene dientes que están bloqueando otros dientes que están por salir. Estos pueden ser dientes adicionales o dientes de leche que no se han caído todavía.

Muelas del juicio, que normalmente salen durante su adolescencia o años 20, puede necesitar ser extraído si está dañado, infectado o causa dolor. Puede estar pegado a otros dientes por debajo, tambi?n requiere de la extracción.

Tipos de extracción

Los dientes más visibles pueden ser eliminados con una simple extracción, donde Aflojamos el diente, luego lo retiramos con cuidado con unas pinzas. Este procedimiento generalmente requiere sólo anestesia local (una inyección).

Una extracción quirúrgica puede ser necesaria si:

  • Se ha roto el diente en la encía.
  • El diente no ha salido todo (muelas del juicio, por ejemplo)
  • El diente tiene raíces especialmente grandes o curvas

Ambos procedimientos son prácticamente indoloros. Usted puede sentir presión o un jalon, pero sin dolor.

Consejo: No fumar en el día de la cirugía, ya que puede aumentar el riesgo de alveolitis seca, una condición dolorosa que ocurre cuando un coágulo de sangre no forma en el agujero, se rompe o se desase demasiado pronto.

Cuidado post extracción

Directamente despu?s de la extracción, se le pedirá mantener la gasa en el sitio de extracción para que la sangre coagule. Es importante proteger este coágulo mientras se cura la herida. Comer alimentos blandos y no fumar, utilizar un popote o escupir, ya que estas acciones pueden desalojar el coágulo.

Mayoría de la gente siente cierto malestar despu?s de haber tenido un diente extraído. Usted puede tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como ibuprofeno para ayudar a aliviar el dolor.

Tambi?n puede utilizar hielo para disminuir cualquier inflamación. Si la mandíbula está todavía rígida despu?s de que hinchazón ha disminuido, puede probar con compresas calientes.

En general, la hinchazón y sangrado sólo dura un día o dos despu?s de la extracción y cualquier dolor debe desaparecer despu?s de unos días.


Comments are closed.